¡Esta Es Mi Cama y Esta Es Mi Mujer!




Don Cacahuate llega muy borracho a su casa. Con gran dificultad consigue sacar su llave y dice:
– Eshta esh mi llave y eshta esh mi puerta.
Tambaleándose entra en la casa, y dice:
– Eshta esh mi casha, eshte esh mi pashillo, eshta esh la puerta de mi habitashión.
Entra en la habitación, y sigue palpando:
– Eshta esh mi cama, eshta esh mi mujer, y eshte hombre que eshta durmiendo en mi cama shoy yo.