El Problema en la Oficina




Llega Don Cacahuate a su casa y le dice a su esposa:
– Cariño, tengo un grave problema en la oficina.
Y su mujer le responde dándole aliento:
– No te preocupes, mi amor. Y nunca digas tengo un problema, di: ‘tenemos un problema,’ puesto que la oficina es “nuestro” trabajo.
Aprovechando las amables y cariñosas palabras de su esposa, el marido le dice:
– Bueno…… muy bien! Entonces:
– ¡Nuestra secretaria va a tener un hijo “nuestro”!